Back to Top

Jueves, 28 Julio 2016 09:34

El doble rasero del senador Carlos F. Galán

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

                                                 Foto: El Espectador.

 

El senador Galán, con la misma fuerza que divulga la presunta falsificación del alcalde de Mosquera, minimiza la presunta falsedad del Alcalde de Bogotá. Mientras se escandaliza por presuntas irregularidades en la modificación del POT de Madrid, extrañamente guarda silencio ante  presuntas irregularidades en las modificaciones al POT de Facatativá.

 

El senador de Cambio Radical ha manifestado que hace varios meses viene adelantando una investigación sobre las modificaciones a los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) en los municipio de la sabana del departamento de Cundinamarca y a propósito de esa investigación ha realizado dos denuncias a través de los medios de comunicación y ante los organismos competentes.

 

Una primera denuncia realizada en el mes de abril, se refiere a presuntas irregularidades respecto del cambio de destinación de algunos predios en el municipio de Madrid cuando el alcalde era Giovanny Villarraga (2012-2015), quien habría permitido la construcción de vivienda en algunos predios que eran de utilidad común para vías o parques.

 

La segunda denuncia se relaciona con una presunta falsificación de documento en un diploma del actual alcalde de Mosquera, Emilio Casallas, denuncia que ha puesto en conocimiento de los organismos de control, porque tal como el mismo Senador Galán lo sostuvo, es su deber denunciar al haberse enterado de un presunto ilícito.

 

Por su puesto que es un deber de todo ciudadano denunciar al conocer sobre la comisión de un delito, pero genera muchísima desconfianza que exista un doble rasero ante hechos prácticamente iguales.

 

Cabe recordar los cuestionamientos por la veracidad de los títulos obtenidos por el Alcalde Peñalosa, dado que según certificaciones publicadas en los medios de comunicación, el alcalde capitalino nunca obtuvo el título de maestría que dijo haber obtenido en el diligenciamiento de su hoja de vida de la función pública, cuando realizó su inscripción como candidato a la Alcaldía. Frente a ésta bochornosa situación, el Senador Galán, en vez de denunciar ante las autoridades competentes al haberse enterado de la presunta comisión de un delito, como en el caso de Mosquera, lo que hizo fue aminorar su gravedad, bajo el argumento que no es necesaria una maestría para ser elegido, cosa que es cierta, pero que de manera alguna puede justificar un presunto ilícito.

 

Por otro lado, es por lo menos curioso que el Senador Galán que viene realizando tan minuciosa indagación sobre presuntos hechos de corrupción en los municipio de la sabana, no haya pronunciado una sola palabra sobre las denuncias que ya están en curso en contra del Representante a la Cámara por el departamento de Cundinamarca Oscar Sánchez León, por presuntas irregularidades en Facatativá, en el cambio del uso de suelo de predios rurales, para sumarlos a la expansión urbana con el fin de desarrollar proyectos de vivienda de interés social mientras Sánchez León se desempeñaba como alcalde de dicho municipio (2008-2011). Eso sin mencionar el mismo caso de presuntas irregularidades en la expedición de licencias de construcción de vivienda bajo el gobierno del pasado alcalde de Facatativá Orlando Buitrago (2012-2015), quien al parecer hizo un acuerdo con cambio radical en las pasadas elecciones de congreso y sobre lo cual Galán tampoco se ha pronunciado.

 

Las verdaderas razones de la actitud del Senador Galán solo las sabe él, pero existen algunos hechos que podrían darnos luces:

1. El Senador Galán y el Alcalde Peñalosa tienen una entrañable cercanía política.

2. El Alcalde Casallas ha hecho público su desacuerdo con la propuesta del Alcalde Peñalosa de construir vivienda masiva en Mosquera.

3. El exalcalde de Madrid, Giovanny Villarraga es funcionario de la Gobernación de Cundinamarca, Gobernación que también se ha opuesto a la propuesta de vivienda masiva en los municipios de la sabana.

4. Oscar Sánchez León fue alcalde del municipio de Facatativá con el aval del partido Cambio Radical y el exalcalde de ese mismo municipio Orlando Buitrago al parecer ahora quiere ingresar a Cambio Radical.

5. Cambio Radical ha sido presidido por Galán, quien hoy es uno de los Senadores de esa colectividad.

 

Teniendo en cuenta todo lo anterior quedan algunos interrogantes ¿el presunto delito del alcalde de Bogotá es menos grave que en el caso del alcalde de Mosquera? ¿Las escandalosas denuncias por presuntas irregularidades en las modificaciones al POT de Facatativá, son menos preocupantes que las de Madrid? ¿Tendrá algo que ver la presión sobre la construcción de vivienda en Cundinamarca o la filiación partidista?

 

Pues bueno, el debate está abierto, pero sería ideal que los protagonistas de este capítulo le den respuesta a la opinión pública sobre los interrogantes, con la esperanza que tan inconmensurable esfuerzo del senador Galán, esté en función de develar todos los hechos de corrupción y no tan solo algunos con inexplicables criterios de selección.

 

El doble rasero del senador Carlos F. Galán

‘Con la misma fuerza que divulga la presunta falsificación del alcalde de Mosquera, el senador de C. Radical minimiza la presunta falsedad de Peñalosa’.

Por: Diego Hernán Garzón Plazas.

Visto 1800 veces Modificado por última vez en Jueves, 28 Julio 2016 09:44
Redacción

Paola Sanabria Avila