Back to Top

Jueves, 28 Septiembre 2017 21:58

¡Miserables! Por robarle la cicla, matan a joven de 17 años en Mosquera

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

 

El sueño de convertirse en todo un profesional en recursos humanos y de comprarle una casa a su mamá se truncaron para Wilder Esteban Ospina Enciso, un joven de 17 años, seguidor del cuadro independiente Santa Fe, quien perdió la vida en medio de un atraco cuando hacía pocos minutos había estado jugando un partido de fútbol con un grupo de amigos del colegio Antonio Nariño, del municipio de Mosquera donde ocurrieron los hechos.

 

Relato

Compañeros del 'Mono', como llamaban de cariño a Esteban dijeron que su amigo del alma horas antes de su muerte estuvo reunido en su casa y que le había manifestado a la mamá que iba a salir a llevar varias hojas de vida porque quería conseguir rápido un trabajo. El muchacho quien se destacó por su alegría y su afición al fútbol salió de su casa del barrio Villa Jenny (Mosquera) con sus hojas de vida y comenzó a recorrer varias empresas. Cuentan los amigos que en las horas de la tarde arribó al hogar y cruzó varias palabras con la progenitora.

 

Hechos

Ospina Enciso estuvo un buen rato con la mamá y luego le dijo que iba a ir a la cancha de fútbol, a ver jugar a sus amigos que estaban participando de un torneo cuadrangular. " El me mostró lo zapatos y me dijo que la verdad no iba a jugar y que iría un rato. Yo le dije que no fuera, pero mi hijo salió me dio un beso y se dirigió al campo deportivo", señaló la madre quien no podía controlar el llanto.

 

'El Mono' tomó su  bicicleta y avanzó por una de las avenidas y al poco rato llegó al campo de fútbol donde fue recibido con mucha alegría. El muchacho quien había nacido en Puerto Berrío(Antioquia), se sentó en una de las gradas junto a observar el cotejo. "Yo me quedé observándolo y en su mirada se notaba que quería jugar. En ese momento uno de los jugadores me entró muy fuerte y me lesioné  y llegué hasta donde estaba 'El Mono' y me quité los guayos y se los presté. Luego le dije que entrara a jugar." explicó el amigo en medio de la tristeza.

 

Tragedia

Esteban Enciso una vez en el gramado realizó excelentes jugadas anotando varios goles que celebró con bastante entusiasmo. Lo que nunca imaginó este joven quien era la adoración de sus padres y de su hermana era que sus horas de vida estaban contadas. Sin duda fue el último partido de su vida. El tiempo pasó y de un momento a otro llegaron a la cancha los criminales y se quedaron observando a los jugadores. " Yo me asusté demasiado porque esos sujetos venían a robar", dijo uno de los conocidos del 'Mono'.

 

Una vez se acabó el partido los jóvenes salieron a tomar gaseosa y enseguida los sujetos los siguieron con intenciones maléficas. Los muchachos caminaban en especial Esteban quien no les perdía la mirada. Entonces de un momento a otro dos de los criminales se le acercaron a Esteban para quitarle la cicla. El adolescente quien la llevaba a su lado hizo caso omiso a la presencia de los asesinos y uno de ellos en un acto de cobardía sacó un afilado cuchillo y le propinó una punzada en el pecho y luego huyó en compañía de su compinche. Los dos menores responsables del homicidio fueron aprehendidos por la policía y dejados a disposición de las autoridades competentes.

 

 

Muerte

Ospina Enciso a pesar de la fuerte herida alcanzó a caminar varias cuadras, pero las fuerzas lo abandonaron y cayó al piso. Gracias a un taxista que pasaba por el lugar logró llevar al joven a uno de los centros hospitalarios cercanos, donde al parecer llegó sin signos vitales. La comunidad de Mosquera está de luto por la muerte de este joven quien fue un gran hijo, un buen hermano y un excelente amigo. Su recuerdo quedó grabado en los corazones de los que compartieron con él en La Paz Cundinamarca y en Mosquera donde familiares y amigos lamentan su deceso. Este viernes  se realizarán las honras fúnebres de Él Mono'. Un recuerdo y una historia quedó de su vida. Paz en su tumba.

 

Noticia compartida con el periódico EXTRA de Bogotá.

 

Visto 4374 veces
Redacción

Paola Sanabria Avila