Back to Top

Lunes, 11 Septiembre 2017 21:52

La música está de luto, fallece 'Buitraguito', exponente del folclor decembrino

Valora este artículo
(0 votos)

 

El músico se convirtió en el imitador más reconocido de Guillermo Buitrago. Falleció en Piedras, municipio del Tolima.

 

De tanto escucharlo, Julio César SanJuan (Buitraguito) aprendió a imitar la voz de Guillermo Buitrago, su ídolo musical.

 

La imitación fue tan exacta, que durante años la confusión reinó. Desprevenidos creían que Buitrago y Buitraguito eran el mismo.

 

Sin embargo, Guillermo Buitrago murió en 1949 y Julio César SanJuanfalleció este lunes en hospital de Piedras, municipio del Tolima. Tenía 88 años. Su corazón no resistió los dos paros cardiácos que le llegaron mientras sorteaba un cuadro diabético. Julio César nació el nueve de noviembre de 1928 en Calamar, Bolívar.

 

La muerte de Buitrago fue prematura. Tenía solo 29 años y una carrera que iba en ascenso. Pero la muerte de uno, permitió el nacimiento musical del otro.

 

Antonio Fuentes, regente del notable sello discográfico que llevaba ese apellido, encontró en SanJuan el artista indicado para ocupar el espacio dejado por un talento que tuvo que despedirse muy joven de este mundo.

Una crónica publicada en RTVC Sistema de Medios Públicos, recuerda que SanJuan debutó en el mundo de la grabación después de ganar un concurso "sobre la base de la imitación a Guillermo Buitrago, inició una fuerte competencia con quien en realidad venía capitalizando ese estilo musical centrado en el juego de dos guitarras, acompañante y puntera, y la suma de instrumentos de percusión como la guacharaca u ocasionalmente algún tipo de tambor. Se trataba del bogotano Julio Torres Mayorga, cerebro musical y director  de “Los Alegres Vallenatos".

 

La historia de Julio César SanJuan se asemeja a la de cientos de niños y jóvenes colombianos que trabajan en varias cosas para hacerle muecas a la pobreza. En su niñez, Julio César fue vendedor de dulces, frituras y leche. Sin embargo, fue cuano trabajaba como zapatero que tuvo su primer encuentro con la música. Un cliente, que sabía que aquel adolescente componía versos y cantaba, le regaló un tiple.

 

Ese mágico instrumento de cuerda jamás lo aprendió a tocar a la perfección. Lo suyo, siempre fue el canto. Tenía una facilidad asombrosa para imitar la voz de aquel ídolo vallenato que sonaba todo el día por la Emisora del Atlántico.

 

"Julio César San Juan, que había dejado atrás la zapatería, contaba ya con grandes éxitos producto de su primera grabación. “Regalito de navidad” y “Rosa Valencia” fueron entonces y son actualmente, sus cartas de presentación", recuerda RCTV.                        

 

Visto 1726 veces