Menú Cerrar

    Pese a alerta ambiental en Bogotá, poblaciones cercanas no están en riesgo

    La CAR Cundinamarca entrega un parte de tranquilidad a los habitantes de poblaciones cercanas, ya que pese a la alerta amarilla emitida por el Distrito Capital, la concentración de contaminantes en las demás poblaciones del territorio está por debajo de los niveles de alarma.




    Teniendo en cuenta el estado de Alerta Amarilla decretado por el Distrito, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca informa que en las poblaciones cercanas a Bogotá, los niveles de contaminación por material particulado se encuentran dentro de los rangos normales y no representan riesgo para  la salud de la comunidad. Es importante señalar que se han presentado incrementos en los niveles promedio en zonas como Soacha, Zipaquirá y Mosquera, pero estos no han generado alertas.


    Buscando prevenir episodios que puedan afectar la salud de los habitantes en la Sabana de Bogotá, la Corporación recomienda a los pobladores de los municipios restringir las actividades físicas fuertes y prolongadas, especialmente en horas de la mañana, debido a que en este período es cuando se está presentando con mayor intensidad el fenómeno de inversión térmica, que es cuando el suelo se enfría y enfría el aire, haciendo que este se vuelva más denso, lo que genera acumulación de los contaminantes en la atmósfera por tiempos prolongados, puesto que por la ausencia de vientos no hay una dispersión adecuada de estos materiales.

    La CAR continuará haciendo el seguimiento permanente en cada una de las estaciones de monitoreo de calidad del aire, con el fin de evidenciar episodios críticos que pueda afectar la calidad de vida de los habitantes de la región. En caso de presentarse niveles altos de contaminantes, se informará a las autoridades locales para que se tomen la medidas que permitan disminuir estas las concentraciones en la atmosfera y no poner en riesgo la salud de las personas.

    La CAR continuará haciendo el seguimiento permanente en cada una de las estaciones de monitoreo de calidad del aire, con el fin de evidenciar episodios críticos que pueda afectar la calidad de vida de los habitantes de la región. En caso de presentarse niveles altos de contaminantes, se informará a las autoridades locales para que se tomen la medidas que permitan disminuir estas las concentraciones en la atmósfera y no poner en riesgo la salud de las personas.



    Comparte esta noticia en:
    0