Menú Cerrar

Desarticulada red criminal dedicada al comercio ilícito de medicamentos.

Una operación coordinada entre la Policía Nacional, la Fiscalía, la DIAN y el INVIMA permitió la desarticulación de una estructura criminal que, de manera ilícita, obtenía estos productos para la salud y los comercializaba en La Guajira y Venezuela. Ocho personas fueron capturadas, entre ellas el cabecilla de la organización delictiva cuyas acciones representaban un enorme riesgo para la salud de los colombianos.

Bogotá D.C. En una operación sin precedentes en Colombia, se acaba de lograr la mayor incautación de medicamentos de contrabando en la historia del país. 

Un trabajo articulado entre la Policía Nacional, a través de la Policía Fiscal y Aduanera (POLFA), el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos (INVIMA), la Fiscalía General de la Nación y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), permitió el hallazgo y decomiso de 7,8 millones de unidades de estos productos para la salud, avaluados en aproximadamente 8.000 millones de pesos.

En desarrollo de 13 diligencias de allanamiento efectuadas en el municipio de Maicao, los uniformados capturaron a 8 personas, cuatro de ellas por orden judicial y las restantes cuatro en flagrancia. Adicionalmente, se incautaron medicamentos para el tratamiento de infecciones y alergias, antibacteriales, antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios y otros de control especial y regulado por el Fondo Nacional de Estupefacientes.

Dicha organización cuenta con más de 10 locales comerciales abiertos al público (tipo droguerías) y 4 bodegas, en los cuales se realiza el almacenamiento, distribución y comercialización de medicamentos de contrabando, uso institucional, entre otros; dichos locales comerciales son de propiedad del líder de la organización, los cuales están a nombre de terceras personas y quienes serían las encargadas de administrar dichos establecimientos.

Las investigaciones indican que buena parte de los medicamentos ingresaban de manera ilícita desde Ecuador, mientras otro porcentaje de uso institucional era sustraído de manera ilícita del sistema de salud de Risaralda, Santander, Norte de Santander y Atlántico.


Posteriormente, los medicamentos eran enviados a través de encomiendas hacia La Guajira, donde una parte comercializaba localmente en una cadena de farmacias y en la calle, mientras que la otra era enviada por vía terrestre y pasos ilegales hacia Venezuela.

Se logró además establecer la distribución ilícita de medicamentos de alta complejidad, que son utilizados para enfermedades terminales como el cáncer, diabetes, anticonceptivos y medicamentos de control especial a muy bajo costo con relación al precio actual en el mercado y que no cumplen con la respectiva norma sanitaria.

Estos medicamentos eran adquiridos en el “mercado negro” de Cúcuta y Pereira. Se logró determinar, la distribución local de estos medicamentos ocultándolos en cajas de dulces, con el fin de evitar ser detectados por las autoridades.

La acción criminal de la estructura desmantelada, dedicada al contrabando y enajenación ilícita de medicamentos, representaba un riesgo para la salud de los consumidores, ya que en ocasiones las mercancías eran expuestas a elevadas temperaturas que alteraban sus componentes.

Dentro de los capturados figura el jefe de la organización criminal, quien además es el propietario de una cadena local de farmacias en La Guajira. Este hombre, según las indagaciones adelantadas, era el encargado de articular el ingreso, transporte, bodegaje, alteración, distribución y comercialización de los productos ilícitos. Las otras siete personas eran, en su mayoría, las encargadas de la distribución y comercialización de los productos.

Esta histórica incautación supera ampliamente los decomisos realizados por la Policía Fiscal y Aduanera en todo un año de gestión: para el año 2017 fueron decomisadas 3,8 millones de unidades de medicamentos de contrabando o alterados, en 2018 fueron 6,4 millones, y en 2019, un total de 4,9 millones.

ASPECTOS DE INTERES

 En el año 2019 se ocuparon 318 Bienes por valor de $10.000.000.000 de pesos.

  A nivel nacional, en los últimos tres años se ha logrado el decomiso de 13.593.204 unidades de medicamentos por un valor avalúo de $18.911 millones de pesos. En la Guajira, en los últimos dos años se ha logrado el decomiso de 354.983 unidades de medicamentos por un valor avalúo de $478 millones de pesos.

En los últimos tres años se ha logrado la desarticulación de Estructuras dedicadas al contrabando de medicamentos logrando la judicialización de Personas por Enajenación ilegal de medicamentos, Corrupción de Alimentos, Productos Médicos o Material Profiláctico. 

 Se estima que este negocio ilegal está dejando ganancias de USD 200.000 millones de dólares en el mundo, una utilidad incluso mucho mayor a la que deja el tráfico de narcóticos, según el Foro Económico Mundial.

  Las personas que más consumen este tipo de medicamentos es la población vulnerable (Niños, niñas, adultos de la tercera edad), de los estratos1 y 2, La mayoría de los medicamentos falsificados y/o alterados son para tratar el cáncer gástrico, de pulmón, de mama y colon, entre otros, hasta antivirales, antibióticos, antigripales, medicamentos siquiátricos y anticonceptivos.


 Los medicamentos más comercializados por esta red criminal eran Ibuprofeno, acetaminofén y amoxicilina.

La Policía Fiscal y Aduanera (POLFA), en desarrollo de la estrategia contra el contrabando, el comercio ilícito y la evasión fiscal, invita a la ciudadanía a formar parte de la Red de Participación Cívica, denunciando oportunamente cualquier irregularidad o situación sospechosa sobre la comercialización ilegal de mercancías y proporcionando información veraz y oportuna a la línea 123, al número celular 321-3942169 o al correo polfa.anticontraban@policia.gov.co. Se garantiza absoluta reserva.