Menú Cerrar

Motobombas volvieron a interrumpir la tranquilidad de residentes del sur de Facatativá.

Residentes de los barrio Girardot y Villas de Manjüí deben soportar el constante ruido ensordecedor de las motobombas durante las 24 horas del día.


Volvió la práctica de bombeo de agua extraída del río Botello para el riego de cultivos en el sector sur de la ciudad de Facatativá.
Esta medida que se había prohibido por las autoridades municipales y ambientales debido a que ocasiona contaminación auditiva por el ruido de las motobombas y viola la tranquilidad de la comunidad durante las noches, volvió a generar preocupación entre los residentes de los barrios del sur de la ciudad, entre ellos el Girardot y Villas de Manjüí.
Además de estar secando el río por el aprovechamiento indebido del recurso hídrico generando que se formen estancamientos de agua contaminada produciendo malos olores se está incomodando a los residentes de estos barrios por el constante ruido que producen las motobombas durante el día y la noche, habitantes del sector solicitan nuevamente a las autoridades y al nuevo gobierno se tomen medidas pertinentes inmediatas sobre esta grave situación.


Comparte esta noticia en:
0