Menú Cerrar

Millonaria multa deberá pagar empresa curtidora por contaminar el río Bogotá

Por realizar vertimientos sin tratamiento previo al río Bogotá, producto del proceso de curtido de cueros, la empresa Leathercol S.A.S, ubicada la vereda Casablanca, en jurisdicción del municipio de Villapinzón, fue sancionada por más de 531 millones de pesos, mediante Resolución 3514 del 31 octubre de 2018.

Si bien en el 2015, la CAR había otorgado a la sociedad Curtidos Leathercol S.A.S, un permiso de vertimientos para la descarga de las aguas residuales, provenientes de la planta de tratamiento de la industria de curtidos, la autoridad ambiental verificó, a través de visitas técnicas, que esta empresa realizaba el vertimiento directo de las aguas residuales industriales al río Bogotá, sin pasar por el sistema de tratamiento, incumpliendo el permiso de otorgado.

Así mismo, el personal técnico de la Corporación realizó la toma de tres muestras de aguas residuales (arriba del vertimiento, al propio vertimiento y aguas abajo del mismo), que luego fueron sometidas a la correspondiente caracterización por parte del Laboratorio Ambiental de la Corporación, permitiendo establecer que las muestras tomadas, superaban los límites máximos permisibles para vertimientos al recurso agua.



Ante estos hechos, la Corporación procedió a iniciar una investigación sancionatoria ambiental contra Leathercol S.A.S y formuló cargos por infringir la prohibición legal de verter, sin tratamiento previo, aguas residuales que puedan contaminar fuentes hídricas.

Una vez a analizados los descargos de la empresa mencionada y luego de agotar la etapa probatoria respectiva, con apego al debido proceso, la Corporación determinó las afectaciones ambientales como resultado del proceso de curtido del cuero, poniendo en riesgo la calidad de las aguas del río Bogotá, los ecosistemas relacionados al mismo e incluso, la salud humana de los habitantes de la cuenca.

La CAR Cundinamarca reitera el llamado a cumplir la normatividad ambiental, con el ánimo de salvaguardar los recursos naturales. Al respecto, el director Jurídico de la CAR, Juan Camilo Ferrer Tobón, indicó que “no basta con tramitar y obtener las correspondientes licencias, sino que lo más importante, es cumplir con las obligaciones adquiridas al momento de obtener los instrumentos administrativos de control requeridos; de no ser así, la Corporación en su proceso de fortalecimiento de la autoridad ambiental, impondrá las correspondientes sanciones para evitar el deterioro de los recursos naturales en la jurisdicción”.

Comparte esta noticia en:
0