Menú Cerrar

Continúa entrega de ayudas humanitarias en Caparrapí, Yacopí, Pandi y Cabrera

Cundinamarca continúa atendiendo emergencias a lo largo y ancho de su territorio, así como entregando ayudas humanitarias a la población afectada por diferentes eventos.

En ese sentido, en los últimos días, funcionarios de la Unidad Administrativa de Gestión del Riego de Desastres (Uaegrd) se han desplazado hasta Caparrapí, Yacopí, Pandi y Cabrera con  tejas de zinc y tanques de almacenamiento de agua para atender la problemática de 76 familias y 10 escuelas rurales.




En Caparrapí, con el acompañamiento de la coordinadora del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, Andrea García, y el comandante de Bomberos de esta población, 24 familias damnificadas por un vendaval y el desabastecimiento de agua, recibieron tejas de zinc y recipientes para el almacenamiento del líquido con capacidad de 500 litros.  Mientras que en Yacopí, Pandi y Cabrera fueron distribuidos tanques, tanto a familias como a instituciones educativas rurales, con el fin de prevenir el desabastecimiento de agua.


“Las entregas se realizaron para apoyar en esta primera temporada seca del 2019 a 37 hogares de Pandi y Yacopí, además de 10 colegios rurales de Cabrera”, dijo Germán Ribero Garrido, director de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca.

En Pandi, con la presencia de la alcaldesa Sandra Lorena Pulido y de Carlos Alexis Prieto, de Gestión del Riesgo de Desastres del departamento fueron beneficiadas 15 familias con la adjudicación de igual número de recipientes de 500 litros.  

La Uaegrd se desplazó también hasta Yacopí, provincia de Rionegro, y en compañía del alcalde John Jaime Sánchez y del coordinador Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, José Eduardo Delgado, distribuyó tanques de agua de 500 litros y  tejas de zinc.

Las entregas continuaron en el municipio de Cabrera, en donde fueron priorizadas 10 instituciones educativas rurales con tanques de agua de 2.000 litros y  el salón comunal de la vereda La Playa con tejas de zinc para reparar los techos que sufrieron daños tras un vendaval. El alcalde, Carlos Cárdenas; el coordinador Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, Camilo Andrés Dicelis; el jefe de Planeación, John Ismael García; el rector Héctor Orlando Hernández; y el representante de padres de familia de la vereda Paquilo, Edilfonso Torres, acompañaron las actividades de entrega.

Comparte esta noticia en:
0