Menú Cerrar

Cría de cocodrilo aguja fue liberada en el río Bogotá

Gracias a la oportuna alerta por parte de habitantes del municipio de Girardot, sobre la presencia de una cría de cocodrilo aguja (Crocodylus acutus) fuera de su hábitat natural, los técnicos de la Corporación acudieron al rescate del ejemplar, y tras ser valorado por el equipo veterinario de la CAR, se logró establecer que el animal, de unos 50 días de nacido, se encontraba en buenas condiciones, por lo que se procedió a efectuar su liberación.


El proceso de retorno del espécimen a su entorno natural consistió en ubicar su respectiva familia evitando que salieran de su entorno natural en busca de su cría. Para esto, el personal de la CAR se apoyó en los registros de monitoreo de fauna realizados mediante las cámaras trampa instaladas en la zona, “lo que menos queremos es que el animal se habitué a la presencia de humanos, por eso el proceso de retorno a su hábitat natural debe adelantarse en el menor tiempo posible” indicó Sara Victoria Zarta, veterinaria de la CAR Cundinamarca.

Según informó el personal técnico de la CAR, esta especie es nativa del río Magdalena y sus afluentes, en este caso, la parte baja del río Bogotá. Además, esta especie se encuentra en categoría vulnerable, según la IUCN; razón por la cual la autoridad ambiental desde hace tiempo realiza esfuerzos para promover su conservación.

Los trabajos de descontaminación que adelanta la Corporación en el río Bogotá, han mejorado las condiciones ambientales para varias especies, cuyas poblaciones han comenzado a retornar lentamente a sus hábitats; entre ellas el caimán aguja. Por tal razón la entidad hace un llamado, especialmente a los turistas que se desplazan a la región del Alto Magdalena, para que se abstengan de brindarles alimento, pues esta conducta genera que los animales se habitúen a consumir las provisiones que les ofrecen, y al retornar a estos sitios durante épocas de poca afluencia de visitantes y no encontrar las mismas condiciones, suelen presentarse ataques a los animales domésticos; por lo tanto ante el avistamiento de fauna silvestre de este tipo, se debe informar a la autoridad ambiental para que realicen las acciones pertinentes.


Comparte esta noticia en:
0