Back to Top

Sábado, 17 Marzo 2018 22:39

Autoridades Desmantelan matadero clandestino en La Vega, Cundinamarca.

Valora este artículo
(0 votos)

 

Las autoridades investigan si parte del ganado que sacrificaban en este lugar era robado en diferentes fincas de la región.

 

Desde hace algunos meses las autoridades ambientales adelantaban una minuciosa investigación ante las evidencias de un alto grado de contaminación que presentaba una de las quebradas de la vereda San Javier en el municipio de La Vega, Cundinamarca la cual desemboca más adelante al río Tobia y este al río Villeta y después al río Negro terminando en el Magdalena.

 

El alto grado de contaminación llevó a unidades del “BIMAC”, Batallón de Infantería Miguel Antonio Caro del ejército y unidades de “GOES”, Grupo de Operaciones Especiales de la Policía de Hidrocarburos número 11, a realizar una inspección en los alrededores de la quebrada, es así como la noche del pasado viernes descubrieron una vivienda  de la finca La Providencia en la vereda San Juan que estaba siendo utilizada como planta de sacrificio de ganado de manera ilegal.

 

Acompañados de funcionarios de la CAR, ejército y policía procedieron a realizar la respectiva inspección al lugar donde encontraron a seis personas (cuatro hombres y dos mujeres) en la tarea de despresar varias reses recién sacrificadas, la presencia de las autoridades de control ambiental tomó por sorpresa a las seis personas que no supieron explicar la situación.

 

Pegado a la vivienda, en un corral,  otras siete vacas esperaban el turno para ser sacrificadas, las ya muertas colgaban de ganchos atados a unas vigas de madera y otra parte de la carne estaba siendo cargada en un camión tipo furgón carente de refrigeración.

 

 

Vísceras y otras partes de las reses despresadas se hallaban en el piso de cemento en medio del desaseo y eran manoseadas por varios perros, a simple vista se podía evidenciar el alto grado de insalubridad y contaminación del producto cárnico. Recipientes sucios que contenían otras vísceras y sangre expedían fuertes olores desagradables.

 

Desechos como estiércol, sangre y otros líquidos producto del sacrificio de las reses iban directamente a la quebrada en mención contaminando sus aguas.

 

Según el informe oficial entre 10 y 15 reses eran sacrificadas en las noches día de por medio, la carne era transportada de manera insalubre y sin cadena de frio a poblaciones de varios municipios de las regiones de Rio Negro, Bajo Magdalena, Gualivá, Sabana de Occidente y la ciudad de Bogotá entre otras para ser distribuida en expendios públicos.

 

Aunque el ganado incautado en el momento era de procedencia legal (comprado) no contaba con guías de transporte ni permiso para ser sacrificado, las condiciones del lugar eran precarias hasta el punto que las autoridades ambientales comprobaron que la carne no era acta para el consumo humano.

 

Se investiga si en el lugar también se sacrificaba ganado robado desaparecido en algunas fincas de la región.

 

La comunidad de la vereda ya había puesto en conocimiento del gobierno local de La Vega esta situación por lo que el alcalde había solicitado a las autoridades competentes, en este caso a la CAR, BIMAC y GOES se realizara la respectiva investigación.

 

Además de la contaminación ambiental que se estaba generando en la vivienda se estableció que el lugar no  cumplía con la normativa que exige la "CAR" para su legal funcionamiento delito que se encuentra tipificado en el artículo 332 del código penal.

 

 

Visto 1891 veces Modificado por última vez en Sábado, 17 Marzo 2018 22:52

NOTICIAS NACIONALES