Back to Top

Martes, 13 Febrero 2018 08:41

Indignación por perro que murió apuñalado en Guaduas, Cundinamarca

Valora este artículo
(2 votos)

 

En Guaduas todos saben quién asesinó a “Tony” sin embargo los implicados en el delito aún andan libres por las calles de la población.

 

Tony llegó muy pequeño a la piscina municipal donde fue adoptado por el cuidador del lugar, don Hernán, la señora Claudia, administradora del establecimiento le permitió a su empleado que se quedara con el animalito y lo cuidara, Tony se convirtió en poco tiempo no solo en la mascota sino en un miembro más de la familia.

 

Tony recientemente había cumplido su primer año de vida, solía pasear por las calles del pueblo, inclusive algunas veces se le vio en la Plaza de la Constitución cruzando frente al monumento de Policarpa Salavarrieta, el canino de raza criolla se daba sus paseos y jugaba con otros perros que encontraba en la calle, eso si nunca se peleaba, era un perro muy juicioso.

 

La noche del pasado domingo fue trágica para Tony y dolorosa para la señora Claudia, su familia y Don Hernán.

 

Hacia las 9:30 de la noche Tony paseaba por los alrededores de la plazoleta de las comidas ubicada muy cerca de la piscina municipal, lo hacía muy  a  menudo y a veces se acostaba en un andén cercano a descansar en medio de la algarabía de la gente y el arrullo de las aguas del río San Francisco que atraviesa el poblado y a la vez forma el balneario natural que es visitado diariamente por un gran número de propios y turistas.

 

Pues esa noche Tony se dispuso a realizar su rutina y terminó acostado en el andén, dormía cuando dos sujetos de aspecto joven que caminaban por la calle se fijaron en el canino, uno de ellos sacó un cuchillo y le propinó una puñalada a Tony, el perro emitió un fuerte chillido que alertó a la gente que departía en el lugar y trató de caminar hacia su casa pero a los pocos metros cayó al piso en medio de un charco de sangre gimiendo y temblando hasta quedarse quieto, sin vida. Entre tanto los dos individuos se alejaban del lugar.

 

El hecho causó indignación en la comunidad guaduense. Don Hernán recogió a su mascota y la depositó en una bolsa negra, durante varias horas el hombre lloró junto al cadáver del que había sido su amigo y compañero permanente por un año. Este lunes los primeros rayos del sol que filtraron por entre las ramas de los árboles que bordean el río sorprendieron a don Hernán cavando una fosa para enterrar a Tony, con lágrimas en su rostro el buen hombre se despidió para siempre de su mascota, su tumba quedó allí muy ceca a lo que fue su hogar.

 

Más tarde Don Hernán, aún con el dolor reflejado en su rostro se dirigió a la Fiscalía a entablar la denuncia de lo sucedido, un funcionario del CTI lo escuchó y recibió la demanda contra los dos sujetos implicados en el asesinato de Tony.

 

Más tarde el hombre regresó a su casa para iniciar sus labores cotidianas en la piscina municipal y a la espera que las autoridades apliquen el castigó que determina la ley por el asesinato de un perro. Los implicados en el delito están plenamente identificados solo se espera que la justicia actúe.

Visto 731 veces