Back to Top

Martes, 05 Diciembre 2017 16:20

Desarticulada estructura delincuencial Los Balseros, dedicada al hurto de residencias en municipios aledaños a Bogotá

Valora este artículo
(2 votos)

 

Los nueve integrantes de esta agrupación, al parecer liderada por un miembro del CTI de la Fiscalía conocido en el mundo del delito como ‘Zeta’, es investigada por su presunta autoría en al menos 12 casos de robo, entre ellos el registrado a comienzos de noviembre pasado en la vivienda de la exministra Martha Lucía Ramírez, en la vía a La Calera. Se incautaron cuatro vehículos, armas de fuego y de fogueo y se recuperaron varios elementos robados.

 

Todos los indiciados aceptaron cargos. ‘Con este contundente resultado les devolvemos la tranquilidad a los habitantes de varios municipios de Cundinamarca’: general Nieto. CUNDINAMARCA.

 

Un minucioso trabajo adelantado por unidades de investigación criminal de la Policía de Cundinamarca permitió la desarticulación de la banda delictiva ‘Los Balseros’, señalada de ser la responsable de por lo menos una docena de hurtos a residencias en los municipios de Chía, Cajicá, Cota, Madrid y La Calera. Incluso, la misma banda sería la que a comienzos de noviembre pasado efectuó el robo contra la vivienda de la exministra Martha Lucía Ramírez, en la vía a La Calera.

 

Las investigaciones empezaron en junio pasado cuando, en menos de una semana, se registraron dos episodios de hurto con características similares en el sector de La Balsa de Chía (Cundinamarca). En estos hechos, el cálculo de los robos ascendió a unos 350 millones de pesos.

 

De acuerdo con el relato de las víctimas, entre ocho y diez hombres, que se movilizaban en vehículos de alta gama, ingresaban por la fuerza a los inmuebles, los intimidaban con armas de fuego y los amenazaban con causarles daño. Posteriormente, los amarraban y procedían a llevarse todos los objetos de valor: televisores, computadores, joyas, relojes y dinero en efectivo.

 
Otro aspecto común, según los trabajos investigativos, es que los delincuentes casi siempre vestían de negro y utilizaban pasamontañas y máscaras de disfraces para ocultar sus rostros. Así, asaltaron también a residentes de inmuebles en Madrid, Cajicá y Cota.

 

En este último municipio, en agosto pasado, se llevaron elementos avaluados en unos 200 millones de pesos de la casa de un exalcalde de esa población, quien fue intimidado junto con su familia. Igualmente, la banda es investigada por el hurto de aproximadamente 700 millones de pesos a un ganadero dentro de una casa en Granada (Meta).

 

Durante el proceso de indagación, efectuado por unidades de la Seccional de Investigación Criminal (SIJIN) de la Policía de Cundinamarca, se logró establecer que la banda era presuntamente dirigida por un miembro de la Unidad de Desaparecidos de Bogotá del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, conocido en el mundo del delito como ‘Zeta’.

 

De acuerdo con las labores investigativas, este hombre, al parecer, era el encargado de obtener información clave de las víctimas para el diseño de las acciones delictivas, aprovechando su capacidad de acceso a bases de datos y gracias a las averiguaciones que hacía durante algunos desplazamientos que eventualmente realizaba a poblaciones de la sabana de Bogotá.

 

La SIJIN también pudo establecer que en algunos de los casos la banda se valía de la información que entregaban empleadas domésticas que trabajaban en algunas de las viviendas. Los investigadores lograron determinar que un inmueble del sector de Álamos Norte, en Bogotá, funcionaba como base de operaciones.

 

Gracias al aporte de información por parte de fuentes humanas y a la utilización de equipos técnicos, personal especializado de la Policía fue trazando la línea criminal de estos presuntos delincuentes, quienes fueron capturados en desarrollo de seis diligencias de registro y allanamiento simultáneas en varios sectores de Bogotá.

 

Siete hombres y dos mujeres fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación por los delitos de concierto para delinquir, secuestro simple agravado, hurto calificado y agravado y porte ilegal de armas de fuego. Ante la contundencia de los elementos probatorios aportados por la Policía Nacional, que fueron revelados por el ente acusador en audiencia pública, todos los integrantes de ‘Los Balseros’ aceptaron los cargos.

 


Entre los hombres detenidos figura también un exfutbolista profesional, quien al parecer utilizaba uniformes falsos de organismos de seguridad para obtener información sobre sus potenciales víctimas o para engañarlas con supuestas diligencias de allanamiento. Por su parte, las dos mujeres se encargaban de almacenar las armas, entre otras funciones.

 

 

Durante las operaciones se incautaron cuatro vehículos, tres armas de fuego y tres armas de fogueo, con las que supuestamente asaltaban a sus víctimas; 150 cartuchos de distintos calibres, 30 relojes de distintas marcas, dólares, euros y pesos colombianos en efectivo y prendas falsas de organismos de seguridad. “En lo corrido del año en Cundinamarca, se han realizado 2.016 capturas por el delito de hurto, de las cuales 168 han sido por hurto a residencias. Nuestro objetivo es seguir luchando contra la delincuencia común organizada y garantizarles la seguridad a todos los colombianos, especialmente en esta época de fin y comienzo de año con la puesta en marcha del Plan Navidad ‘Inspirados en Usted’ “, sostuvo el general Jorge Hernando Nieto Rojas, director general de la Policía Nacional.

 

Este contundente resultado hace parte de la ofensiva nacional contra cualquier manifestación del delito, contemplada en el proceso de Modernización y Transformación Institucional (MTI) de la Policía Nacional, que a diario trabaja ‘Por una Colombia Segura y en Paz’.

Visto 1240 veces